Archivo

Archive for the ‘HUMOR SCOUT’ Category

Pato Donald – Buenos Exploradores (1938)

22 abril, 2012 Deja un comentario

Anuncios
Categorías:HUMOR SCOUT, Videos Etiquetas: ,

MOCHILITA DE MANO

30 noviembre, 2011 Deja un comentario

Cuando empiecen a preparar la mochila, para ir de campamento de verano, tengan en cuenta que tienen que llevar sólo lo necesario … JE JE JE.

Categorías:Biblioteca, HUMOR SCOUT Etiquetas: ,

HUMOR SCOUT

29 mayo, 2011 Deja un comentario

HUMOR SCOUT

HUMOR SCOUT
¿Cuántos scouts hacen falta para cambiar un foco?

En Scouts de Argentina: 28

-1 Miembro beneficiario para que vaya a comprar el foco, se suba a una
mesa y lo cambie.
-1 Miembro activo según Normas CE 00-001 y lo establecido por el Art. 10
de los Estatutos; que lo acompañe con la ficha médica y la autorización de
los padres.
-1 Insignia de Madera, preferiblemente con celular, que monitoree al
miembro activo, confeccione la lista de acampantes y de aviso al Director
de Distrito de que se realizará esta actividad.
-1 Director de Distrito que reciba el aviso.
-1 Secretario de Grupo que verifique la ficha médica e historia clínica
(según normas CE 001-004) y la autorización de los dos padres o quien
tenga la potestad (según normas CE 001-004-2) del miembro beneficiario.
-1 Encargado de Cuentas del Grupo que le dé el dinero al miembro
beneficiario y guarde la factura “A” de la compra.
-1 Secretario de Grupo que haga la debida afiliación y seguro según
normas CE 00-001.
-1 Responsable de Programa que evalúe si la salida es educativa y que
verifique la correcta aplicación del ciclo de programa en la actividad y
tenga en cuenta la Fe que profesa el muchacho a fin de no violar su
religión.
-1 Responsable de Pastoral que compare el cambio del foco con la
búsqueda de la luz que nos da el señor al iluminar nuestras vidas con su amor y paz.
– 15 personas que compongan una MURGA para festejar el resultado de la
actividad.
– 4 Guías de patrulla que compongan una Corte de Honor para deliberar
sobre si el miembro beneficiario que cambió el foco merece o no la
especialidad de electricista.

En la Asociación Guías Argentinas: 13

– 1 beneficiaria que vaya a comprar el foco.
– 2 beneficiarias que traigan una mesa.
– 1 padre de alguna beneficiaria que cambie el foco.
– 1 coguiadora con fuego amarillo que acompañe al miembro beneficiario.
– 1 guiadora con fuego celeste que realice “Plano de cómo llegar al
Foco” y “Plan de Evacuación en Emergencias” y le ponga un lema a la actividad.
– 1 Presidente del Dto. que supervise la actividad.
– 1 Tesorera que entregue los fondos.
– 5 guiadoras que deliberen sobre la necesidad de cambiar el foco y
entregar los fondos necesarios.

En los Exploradores de Don Bosco: 23

– 1 miembro beneficiario que compre el foco, traiga una mesa y lo cambie.
– 20 miembros de la banda que tocarán el Himno Exploradil a fin de
motivar al que cambia el foco.
– 1 Comandante de batallón que hará uso de la palabra para significar la
acción.
– 1 Capellán Saleciano quién celebrará una Misa en Acción de Gracias.

En FADISCA: 3

– 1 miembro beneficiario que compre el foco, traiga una mesa y lo cambie.
– 1 Maestro Scout que coordine una cadena de oración afín de velar por
la seguridad del miembro beneficiario.
– 1 Maestro Scout con internet que deje por sentado que cambiar focos
está dentro de las más hondas tradiciones del Movimiento Scout Católico
Argentino y que no hacerlo es traición y obra del masonerismo.

En greenpeace: 52

– 1 voluntario que compre el foco, busque una mesa y lo cambie.
– 1 voluntario que gestione los fondos ante sus auspiciantes.
– 50 personas que componen el equipo de filmación; quiénes filmarán el
cambio del foco y producirán un comercial.

En el Comité Ejecutivo de Scouts de Argentina: 1

– 1 persona que compre un foco, traiga una silla y lo cambie (+)
(+) el costo de un foco de 25 w será de $ 5000,00.
Humor Scout: Tipos de Scouts

Un poco de humor …

Tipos de Scouts:

El Manual con Patas
Este espécimen se distingue por que se sabe de memoria varios libros de técnica scout y toda la vida de Baden Powell. Cada vez que te ve hacer algo incorrecto, te menciona el artículo de la Ley Scout al que estás faltando y repite con frecuencia la frase “El Manual Dice…” , también suelen sacar el puntaje máximo en los test scouts.

El Scout Traumado
Es común encontrarse con éste en particular, es el que lleva mochila de ataque y su poncho de parches a todos lados. Su perro tiene nombre Scout, siempre trae adornitos (dijes, aretes, pulseras, camisas, calcomanías) Scouts, en su ventana está el parche de “Aquí vive un Scout”, y tiene un osito de peluche con pañoleta.

El Scout Aferrado
Este es un Scout que se aferra a su antigua camisa, llora con “Viejo Uniforme”, en su pocho de parches destaca su vieja flor de lis de cuando ésta era oficial; y aunque tiene 3 hijos y 1 nieto, todavía tiene su bordón y cintas de patrulla. Regularmente se les encuentra con cargo de Jefe de Sección o PEOR, de Grupo. A menudo se le escucha decir: “El Escultismo ya no es lo que era…” y quejarse de que ahora hay demasiadas facilidades con los equipos modernos.

El Scout Semidiós
Estos ejemplares generalmente se juntan en Jaurías (Clanes). Comparten la idea de que no hay Clan mejor que el suyo y de que que nadie tiene por que enseñarles nada. Se refieren de manera despectiva de otros grupos. Se inclinan por el deporte extremo y generalmente se identifican en grupos por una característica en común que puede variar desde una prenda y acento raro hasta pelo larga y tatuajes. Generalmente no se les encuentra en su casa; pareciera que “viven” juntos en su local del Grupo Scout.

El Cyber Scout
Es muy probable que usted, mi estimado lector, al estar leyendo estas líneas forme parte de este reducido grupo que se identifica por ser un Scout que navega en el cyber espacio con la pañoleta puesta, carga su lap-top a todas las actividades y sólo se aleja de ésta para conocer en persona a algún cyber amigo. Es el webmaster de la página de su grupo, sus reuniones son en el IRC y cuando viaja a otra ciudad en actividad Scout, muere por buscar un cyber café para saludar a sus amigos del chat donde quiera que esté.

Canis Scoutis
Este es el que seguramente se integró a un grupo al identificar a las bellas chicas de la compañía. Sólo acude a las actividades a las que se les avisa que irá la comunidad del grupo tal, si no, no van. Ha sido novio de más de la mitad de las chicas de su grupo y se emociona cuando hay una nueva; en casos extremos habrán conseguido más rápido una novia de la comunidad que su Promesa Scout.

Bajar el archivo en el siguiente enlace:

HUMOR SCOUT

Categorías:Biblioteca, HUMOR SCOUT Etiquetas:

Monólogo de un Jefe de Clan

28 abril, 2011 Deja un comentario

Monólogo de un Jefe de Clan

Hoy no los voy a hacer hablar de escollos ni de rema tu propia canoa o
Clan tu vida es servir. Es más, hoy ustedes ni van a hablar. Me toca a mí
como jefe, en el sentido más autócrata del término, así que vayan bajando
sus manitas para tomar la palabra.

Cuando se me presentó la disyuntiva de
aceptar el cargo de esta sección, pasé una larga semana cavilando sobre
las implicaciones de tal responsabilidad. ¿Saben
porqué acepté ser Jefe de Clan? No, no contesten: porque no lo saben y
porque ya les dije que no los iba dejar hablar. Porque pensaba que de
todas las opciones que existen de ser dirigente, ésta era la que menos
conflictos me iba a acarrear. Vamos pues: donde más campechanamente la
pasaría. Ni tenía que lidiar con señoras histéricas que llegan al Local a
reclamarte que su hijito se mancha el uniforme durante las juntas de
Manada y pobre de uno si descuida la dieta de su bodoque en campamento, ni
ser una mezcla de McGyver y la Madre Teresa de Calcuta para andar
soportando a una caterva de barbajanes y hormonas alebrestadas, que ni
Dios Padre va a convencerme que sea otra cosa la Tropa.
No, me dije, yo no estoy para esos apostolados. Mi carácter no está
para misiones civilizadoras.

Por eso me aventé como Jefe de Clan, porque
creía que trataría con personas más centradas; que la chamba vendría de
pechito: revisar planes de adelanto, autorizar proyectos y ver a quién
mandaba de servicio al siguiente campamento de Gacelas. Sobre todo,
esperaba haberme salvado del trato con los padres de familia; a lo más
algo de public relations. ¿No hasta nos recomendaron con el dueño del
Atzimba, mesa de pista y atención especial, cuando estábamos viendo la
Roca Mujeres? Que compadre del papá y padrino de primera comunión del
nuevo que la semana anterior había ingresado al Clan, que después quién
sabe porqué ya nunca regresó, si salió muy bien esa actividad.


Bueno, pero todo esto viene a cuento porque quién sabe qué dicen
todos ustedes en sus casas, cállense, no me interesa saberlo, que tuve que
poner mi cara de imbécil en la taquiza de Grupo, cuando se me acercó la
mamá de uno de ustedes, bien seria y preocupada, a decirme si no estaré
forzando demasiado a los muchachos: todos los fines de semana se la pasan
fuera de casa en actividades de Clan. Que los viernes en la noche ya mejor
su hijo se sale con todo y mochila, en la que por cierto nunca le ha visto
que meta el uniforme scout, yo todavía explicándole a la señora que en el
Clan no es obligatorio usarlo para todas las actividades, y no regresa
sino hasta el domingo en la tarde.

Según esto, cada semana alojo a diez
tipos en mi casa. “No mamá, es que nos quedamos en casa del jefe”.

Qué chingones, al menos inviten.

Soy su jefe, no su alcahuete.

———————————-


AUTOR: Arturo Reyes Fragoso.
Comunicador Social, Periodista Scout y Guionista de Historietas.
Autor de: CUENTOS DE UNA NOCHE DE CAMPAMENTO. (ASMAC, 1991)

Fuente:

http://reocities.com/valerina_scout/reflexiones/monologosdeclan.htm

A %d blogueros les gusta esto: